ENDURECIMIENTO LÁSER

 



El endurecimiento láser emplea una fuente láser de alta potencia para conseguir un endurecimiento superficial en piezas de acero.

La zona irradiada por el láser se calienta de forma controlada hasta la temperatura de austenización (≈1000ºC) y posteriormente la pieza se templa (gracias al enfriamiento por conducción a través de la propia pieza), consiguiendo la modificación de la estructura interna del acero y con ello una alta dureza en la superficie tratada.




 

PROPIEDADES 

  • Tratamiento aplicado de forma selectiva en las zonas requeridas.
  • Alta rapidez de procesado.
  • Control preciso de la temperatura de austenización.
  • Autotemplado sin necesidad de inmersión en agua o aceite.
  • Sistema automatizado.
  • Profundidad de endurecimiento de hasta 2 mm dependiendo del material.
  • En función del acero tratado y las condiciones de procesado, la dureza alcanzada puede superar los 60 HRC.







APLICACIONES


  • Ejes.
  • Moldes y matrices.
  • Cierres.
  • Herramientas de corte.
  • Utillaje metálico.
  • Válvulas.
  • Engranajes.
  • Otros…